Los niveles de compromiso que conducen al amor

Todo comienza con una mirada, una sonrisa y una conversación. Luego se convierte en un toque, un beso y una emoción increíble. Finalmente, si tenemos suerte, se convierte en un vínculo que da sentido y propósito a nuestras vidas de una manera que perdura durante décadas criando niños y compartiendo las aventuras alegres y tristes de toda una vida.

¿Cuál es la poción secreta que puede transformar una simple sonrisa en años de asociación satisfactoria y compasiva? No es amor. Es compromiso.

A medida que avanzamos por los pasos de una relación, es el compromiso cada vez mayor lo que nos permite saber cuándo es el momento adecuado para pasar al siguiente nivel, y eso nos da la claridad y el coraje para avanzar aún más en la frontera inexplorada e interminable. de amor.

1. Citas.

Son esos primeros días de vino y rosas que marcan la pauta para la próxima relación. Gran parte de la atracción y chispa es física al principio. Cada toque es mágico. Cada beso es un cohete a un mundo nuevo y emocionante.

Es nuestra capacidad de ver más allá del éxtasis y el placer del momento y en el corazón cariñoso de nuestro amante que plantará la semilla del compromiso que permite que nuestra lujuria se transforme en amor.

Cuando nos damos cuenta de que son sus ojos los que nos hipnotizan, abrimos la dimensión donde el verdadero amor puede florecer. Tiene que ser su toque, su voz, su sonrisa y su presencia lo que hace que su tacto sedoso sea tan embriagador y su compañía tan adictiva y gratificante. Si alguna piel sirve, entonces el compromiso no seguirá.

2. Ir exclusivo.

Lo que permite a un hombre renunciar a todas las demás mujeres por el amor de una chica especial no es el amor solo. Es su conocimiento que su amor está a salvo en su corazón. Es su conciencia de que la necesita y puede depender de ella en todas las circunstancias. Es la confianza y el consuelo que ella tan libremente le brinda.

Un hombre sabe que es hora de llevar su relación al siguiente nivel cuando está seguro de que su amor por él es tan fuerte como su amor por ella. Comprometer la lealtad, el honor y uno mismo con una mujer no es algo que un hombre se arriesgará si no confía en la recompensa a seguir.

El nivel de compromiso que viene con la exclusividad es una extensión de confianza compartida, comodidad, necesidad y satisfacción amorosa. También es el punto en el que la relación se pondrá a prueba en el laboratorio de la vida cotidiana, a través de esos momentos aburridos y difíciles.

"Si bien el amor puede ser el ladrillo de una relación,

el compromiso es el mortero que lo mantiene unido ".

3. Compromiso.

Si la frágil mariposa del amor puede sobrevivir a los inevitables argumentos, tentaciones, penas, fracasos y algunas flechas de escandalosa fortuna que toda pareja debe enfrentar, entonces el nivel de compromiso aumentará a medida que el vínculo se vuelva más fuerte y resistente.

El miedo al compromiso con el que la mayoría de los hombres tiene que lidiar se desvanece y se convierte en la ansiosa expectativa de compartir el viaje de la vida con la única mujer que puede imaginar como compañera de toda la vida y la madre de sus hijos.

Cuando una mujer puede impregnar la existencia de un hombre de manera dinámica y multidimensional, ganará su compromiso y él comprenderá que su compromiso desatará todo el poder del amor, lo que liberará su alma y su fuerza personal para elevarse a nuevas alturas en en casa y en el trabajo.

4. Matrimonio.

El matrimonio es el resultado inevitable del amor y la devoción, cuando entendemos el proceso y permitimos que funcione a su propio ritmo.

La mujer que es su alma gemela entiende que no es su amor lo que lo detiene en el camino. Es su voluntad y capacidad de dejarse llevar y entregar su vida a ella, paso a paso, lo que es un viaje más lento y aterrador para un hombre.

Su paciencia, comprensión y asociación le han brindado la comodidad y el coraje de dedicar voluntariamente su vida a ella.

El matrimonio es un equilibrio, basado en roles tradicionales. El hombre se siente cómodo en su papel natural y se siente necesitado y fuerte como proveedor y protector. Por supuesto, la realidad moderna nos obliga a modificar nuestros roles para incorporar los estilos y valores del siglo XXI.

Aún así, es el orgullo y la independencia que un hombre puede encontrar en su trabajo y tiempo libre, el amor y la confianza que experimenta con su mujer, y el sentimiento de "hogar" que ella trae a las cuatro paredes de una casa que le dan a un hombre. el nivel de comodidad que necesita para aceptar con gusto el último y más alto nivel de compromiso con una mujer.

Es un camino largo y sinuoso desde la primera sonrisa hasta un matrimonio satisfactorio, y se necesita más que amor para llegar allí. El amor es voluble. El compromiso es duradero. "Para los más ricos" es fácil, pero "para los más pobres" no lo es.

"En la enfermedad" requiere dedicación, y la compasión y "en la salud" es muy fácil. El amor, especialmente la variedad "enamorarse", se trata de lo "mejor". Pero el compromiso y la realización real también deben abarcar lo "peor".

Es la comprensión de que, si bien el amor puede ser el ladrillo de una relación, el compromiso es el mortero que lo mantiene unido, lo hace funcionar, lo fortalece y lo hace duradero.

Recomendado

6 consejos para citas para introvertidos gay
2019
12 "Reglas" de citas en línea para mujeres y hombres: (etiqueta, mensajes de texto, mensajes, seguridad)
2019
9 maneras de conocer solteros en Mesquite, TX (Guía de citas)
2019